10 nov. 2009

La enésima ausencia de Tamudo coincidiría con el peor momento de sequía goleadora del equipo,

Las dudas se desvanecerán poco después del mediodía, cuando Mauricio Pochettino facilite la lista de convocados para la vuelta de los dieciseisavos de Copa, ante el Getafe, en Cornellà-El Prat. Demasiado bonito para ser real, pensarán algunos. Aunque no se descarta ningún extremo, todo indica que Raúl Tamudo deberá seguir esperando, pues parece que el técnico no lo incluirá en la convocatoria, con lo que se cumplirían cinco partidos de ausencia. Aun así, Poche lo valorará esta mañana.

Únicamente se da un argumento de peso para creer pese a todo en el regreso del delantero: la baja de Fernando Marqués, que se lesionó los isquiotibiales de la pierna izquierda el domingo ante el Sporting. Tampoco estará Ferran Corominas, quien ayer empezó a hacer ejercicios con el grupo y estará a punto para recibir al Getafe, pero en partido de Liga tras el parón.

La remontada.

La enésima ausencia de Tamudo coincidiría con el peor momento de sequía goleadora del equipo, algo circunstancial puesto que el delantero aun así podría empezar desde el banquillo.

El caso es que el Espanyol acumula ocho goles en 11 partidos (sumando Liga y Copa), lo que da un promedio de 0,7 por encuentro, y mañana necesita hacer tres (y no recibir ninguno) para remontar el 2-0 que se trajo del Coliséum Alfonso Pérez. Con o sin Tamudo, el equipo confía ciegamente en la épica y en Cornellà-El Prat.

No hay comentarios: